El verdadero valor del anillo

Hace mucho tiempo, un joven discípulo acudió a su maestro en busca de ayuda. Su gran preocupación era que sentía que no valía para nada y que no hacía nada bien. Quería que los demás le valorasen más. El maestro sin mirarlo, le replicó:

– Me encantaría poder ayudarte, pero en estos momentos estoy ocupado con mis propios quehaceres. Quizás si me ayudases a solucionarlos podría acabarlos antes y ayudarte.

El discípulo aceptó a regañadientes, ya que de nuevo sintió que sus preocupaciones eran poco valoradas. El maestro le entregó un anillo que llevaba en el dedo y le dijo:

– Coge un caballo y cabalga hasta el mercado más cercano. Necesito que vendas este anillo para pagar una deuda. Y lo más importante es que trates de conseguir la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro por él.

Y así el discípulo cabalgó hasta el mercado más cercano para vender el anillo.

Empezó a ofrecer el anillo a diferentes mercaderes que mostraban interés en él hasta que les decía el precio: una moneda de oro. La mayor parte de los mercaderes se reían al escuchar la suma, salvo uno de ellos que amablemente le indicó que una moneda de oro era muy valiosa para darla a cambio del anillo.

Frustrado y cansado, el discípulo cabalgó de nuevo a casa del maestro sabiendo que no había podido cumplir con el encargo que le había hecho.

– Maestro, no he podido vender tu anillo por una moneda de oro -le dijo cabizbajo- como mucho ofrecían un par de monedas de plata, pero no he podido convencer a nadie sobre el verdadero valor del anillo.

– Tienes razón en algo -le contestó el maestro- necesitamos conocer el verdadero valor del anillo. Coge de nuevo el caballo y ve a visitar al joyero del pueblo. Pregúntale por el verdadero valor del anillo. Y, sobre todo, no se lo vendas.

Y así cabalgó de nuevo hasta el joyero del pueblo quien, tras examinar detenidamente el anillo, dictaminó que este valía ¡58 monedas de oro!

– ¿58 monedas de oro? -replicó el joven asombrado.

Y con esa buena noticia cabalgó de nuevo a devolverle el anillo a su maestro.

El maestro le pidió que se sentase y que escuchase lo que tenía que decirle:

– Tú eres como este anillo, una joya única y valiosa. Y como tal solo puede evaluarte un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu valor?”

Jorge Bucay, Cuentos para pensar

Anuncios

EMPRENDEDORES DE NUESTRO ENTORNO (II): TatooAT

La siguiente entrevista ha sido hecha por Nikole Bellido, Marta Rodríguez, Mónica Denisse León y Sara Castellanos. El elegido ha sido el creador de “TatooAT”, un estudio de tatuajes situado en la calle Alta.

P: ¿Desde cuándo descubriste tu pasión por los tatuajes?

R: Desde niño me llamaba la atención el arte de tatuar. Además, siempre me ha gustado dibujar y me iba a la biblioteca para ver las técnicas que usaban las tribus para poder tatuarse. Eso alimentaba más mis ganas de querer realizar mi sueño.

P: ¿Cuál fue la reacción de tus familiares y amigos al decirles que querías dedicarte a esto?

R: Mis amigos estaban encantados porque todos querían un tatuaje (risas), pero mi familia se lo tomaba a broma; de hecho, cuando me hice mi primer tatuaje, mi padre casi me mata, pero no en un plan agresivo.

P: ¿Tenías experiencia previa en este negocio?

R: Yo solo sabía dibujar y lo que leía en los libros acerca de los tatuajes de las tribus.

P: Si nunca practicaste con una máquina de tatuar, ¿a quién tatuaste por primera vez?

R: El primer tatuaje que hice fue a mi mismo con una máquina que yo mismo me hice con un boli y una aguja y un motorcito de los carritos de juguetes.

P: ¿Cuáles fueron tus mayores retos?

R: Los mayores retos son la burocracia: vigencia de apertura, inspecciones de Sanidad,…

P: Cuando tuviste dificultades, ¿lo pensaste como imposible y quisiste dejarlo de lado?

R: No, nunca. Yo soy un poco anti-tecnológico y lo que va haciendo la tecnología es quitar más puestos de trabajo. Se calcula que, dentro de unos años, todo sea realizado por máquinas. Entonces no pensé en dejarlo de lado porque las máquinas nunca van a poder hacer algo artesanal y esto es artesanal; por lo tanto, es un profesión a futuro porque estas nunca van a reemplazar el trabajo que hace un ser humano.

P: ¿Como se te ocurrió invertir en este trabajo?

R: Es un trabajo a futuro y puede haber mejores máquinas, mejores tintes, pero la creatividad que tiene cada uno no te lo podrá hacer una máquina.

P: ¿Cuánto tiempo lleva tu negocio?

R: Yo tatúo desde hace 22 años.

P: Y ¿crees que ya alcanzaste tus objetivos o aún aspiras a más?

R: No, aún aspiro a más. Soy como los Pokémon, busco evolucionar (risas).

P: ¿Cuánto tiempo pasó para ver prosperar tu negocio?

R: Enseguida, siempre venía al trabajo y siempre había alguien. El mayor problema es la burocracia, los papeles y eso. Además que ahora esto está muy de moda porque antes veías a alguien tatuado y creías que era marinero o ex presidiario o de mala vida. Hace doce años más o menos, todos los que pasaban me miraban, las señoras cogían sus bolsos y, a veces, ir a la playa me daba hasta vergüenza porque era quitarme la camiseta y todos se sorprendían. Ahora no se ve tan raro..

P: ¿Por qué en la calle Alta y no en otro sitio?

R: Antes tenía el estudio en la calle Burgos, pero, al estar tan céntrico, la gente entraba a preguntar y ya tardaba treinta minutos en atenderle para que me dijera “ya me lo pensaré”. Ahora, al no estar tan céntrico, la gente que viene aquí ya lo hace con la idea de hacerse un tatuaje.

P: ¿Los tatuajes tienen algún significado? ¿Crees que para los jóvenes es una forma de expresarnos?

R: Para cada uno tiene un significado, pero no debería tener un significado porque, cuando tú llevas unos pendientes, los llevas porque te gustan, no porque signifiquen algo para ti. Lo mismo con los tatuajes, todos llevamos porque nos gustan, aunque también están los típicos tatuajes de familiares.

P: ¿Los tatuajes que tú tienes tienen algún significado?

R: Tengo el nombre de mis hijos.

R: ¿Por qué el nombre de tu negocio?

Es algo que va con lo que hago. El nombre es “TatooAT” y, si le lees de corrido, dice “tatúate”, no es nada en especial.

P: Ahora que estás aquí y ves todo lo que has logrado, ¿crees que es un sueño hecho realidad?

R: Sí, he tenido esa suerte de decir que esto es un sueño hecho realidad porque no todos podemos trabajar en lo que nos gusta y yo lo he podido hacer; vas cumpliendo el sueño a cada persona con cada tatuaje que haces y te sientes bien cuando, al terminar, te agradecen. Es algo que me llena y que te satisface. También hay mucha responsabilidad porque estás haciendo algo que va a llevar esa persona por el resto de su vida, que no se le puede borrar. Por eso tienes que hacerlo con cariño, con amor y sin prisa.

Emprendedores de nuestro entorno (I): Sergio Cantolla, creador de la firma de moda “Sello de Identidad”

¿Qué tienen que decir los emprendedores de nuestro alrededor? Los alumnos de Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial han entrevistado a emprendedores de su entorno con el objetivo de conocer su idea de negocio. Patricia Ruiz, Reinaldo Hauf, Eduardo Mendoza, Israel Bello y Cristian Molina han entrevistado a Sergio Cantolla, creador de la marca de moda santanderina “Sello de Identidad”, creada en 2008. Su pasión por el dibujo y su constancia le han llevado al éxito con su firma de moda, aunque no todo el camino ha sido fácil.

P: ¿Cómo definirías “Sello de Identidad”?

R: Como una puesta que he hecho para que la gente pueda ver lo que hago con mi creatividad, combinada con la moda, que es otra de mis pasiones desde hace varios años.

P: ¿Nos podrías explicar cómo surge “Sello de Identidad”?

R: “Sello de identidad” surge en el 2008 por una serie de coincidencias que me llevaron a unificar el mundo de la moda, en el que me estaba introduciendo en ese momento, con mi pasión por dibujar, que es una cosa que llevo haciendo desde bien pequeño. Fue algo fortuito.

P: ¿Y por qué elegiste el nombre de “Sello de Identidad”?

R: El nombre de ”Sello de Identidad” surgió mientras dormía. A mucha gente le parece un tópico, pero es verdad. Estaba soñando, se me ocurrió el nombre, me levanté y lo apunté en un papel. De ahí salió el nombre.  Suerte tuve que no estaba registrado, que era uno de los temores que tuve cuando empecé con la empresa.

P: ¿Qué te motivó a lanzarte con este proyecto?

R:  Cuando emprendes algo, miedos siempre tienes, es algo innato. Yo he sido un autodidacta, he aprendido en la parte de confección, en el tema de la estampación, en el tema de tratar con clientes, … Cuando empecé, no tenía relación con este mundo, por eso bofetadas me he llevado sin conocimiento, y me las seguiré llevando. También es una manera de aprender.

P: ¿Te encontraste con muchos obstáculos en los inicios?

R: El mundo de la moda es un mundo particular, no es mundo fácil. Hay mucha gente buena y muy preparada y también hay otros que solo son apariencia. Por eso, obstáculos siempre me he encontrado a la hora de dar a conocer la firma. Destacar es bastante complicado.

P: ¿Cuál crees que es la clave del éxito de “Sello de Identidad”?

R: La constancia y la paciencia, sobre todo. De nada te vale correr porque te la vas a pegar sí o sí. Hay que hacerlo paso a paso y no intentar abarcar lo que no conoces o lo que te puede llevar al fracaso. Es mejor hacerlo con paciencia.

P: ¿Cuál crees que la característica que mejor define a “Sello de Identidad”?

R: Según me dice la gente, es la originalidad. No dejan de ser camisetas, sudaderas, ropa urbana, pero dicen que mis diseños tienen algo. El tiempo lo dirá. También es cierto que la gente en este mundo te suele regalar muchos los oídos, por eso hay que tener siempre los pies en la tierra. Esto es cuestión de constancia y de años.

P: ¿Cuál fue tu primer éxito?

R: Mi primer éxito fue entrar en un punto de venta en Ibiza donde ya llevamos cinco años. Cuando entré por primera vez en Ibiza, “Sello de Identidad” no lo conocía nadie.

P: Desde 2008, suponemos que “Sello de Identidad” ha crecido y que, gracias a ello, has acumulado más éxitos, ¿en qué momento se encuentra ahora “Sello de Identidad”?

R: Ahora nos encontramos en un punto en el que avanzamos bastante. Desde 2008, hemos ido avanzando poco a poco, no hemos corrido y hemos hecho las cosas bien. Ahora contamos con tres casas de representantes que nos llevan nacionalmente y estamos trabajando en la temporada de primavera-verano. Creo que estamos en el momento de pegar el pistoletazo de salida hacia consolidarnos como firma de moda.

P: ¿Cómo ves a “Sello de Identidad” dentro de cinco años?

R: Yo soy muy soñador, y mi idea es que, dentro de cinco años, esté consolidado como diseñador y como firma de moda.

P: ¿Crees que la moda es un mundo complicado para emprender?

R: En la moda, hay muchas personas y algunas muy buenas en su trabajo, por eso es difícil destacar entre tantos. Es cuestión de paciencia. Nosotros nos centramos mucho en la calidad antes que en la cantidad. Es mejor hacer cuatro cosas bien que veinte mal. Por una cosa mal que hagas, te van clasificar.

P: ¿Crees que un emprendedor se nace o se hace?

R: Yo creo que las dos cosas porque yo, por ejemplo, no he nacido diseñador, pero sí he nacido soñador, creativo. Todo el mundo se puede hacer así mismo. Puedes nacer con unas actitudes, pero es un compendio de muchas cosas: de querer, de soñar, de apostar por lo que te gusta,… Naces, pero, al final, tienes que hacerte. Esas cualidades con las que naces no se desarrollan solas, tienes que querer.

P: Y, para terminar, ¿cuáles crees que son las claves hoy en día para emprender con éxito en el mundo de la moda?

R: Las claves son la paciencia y hacerlo todo con ilusión.

 

Infografías para ser un buen emprendedor

Liderazgo, creatividad, trabajo en equipo, autoestima y organización. Estos son algunos conceptos básicos que hay que tener claros para emprender proyectos. La capacidad de emprender es algo innato, pero las habilidades enunciadas pueden mejorar esa capacidad y ayudarte a ser un buen emprendedor. Este curso los alumnos de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria han estrenado la asignatura optativa Iniciación a la Actividad a la Actividad Emprendedora y Empresarial tras la implantación de la LOMCE. Debido a su novedad, he tenido que partir de cero y trabajar con los alumnos esos conceptos básicos. Para ello, hemos visualizado varias charlas TED, que nos han servido como punto de partida para debatir en clase la importancia de saber tener ideas, saber gestionar el tiempo, saber trabajar en equipo, tener la habilidad de tomar la iniciativa y disponer de algunas habilidades empresariales, como saber liderar.

Después los alumnos fueron divididos en equipos de trabajo de dos o tres miembros cada uno y les propuse hacer una infografía que recogiera las ideas principales de esos cinco conceptos básicos. Cada equipo dedicaría su infografía a un concepto diferente. Les enseñé varios ejemplos de infografía a través de Pinterest para que se inspiraran y crearon la suya propia con la aplicación Canva. Antes de empezar, necesitaron buscar información e imágenes que representaran las ideas principales de los conceptos. Luego eligieron una de las plantillas que trae predefinidas la aplicación y dieron rienda suelta a su creatividad.

Una vez finalizadas, cada uno de los equipos presentó su infografía al resto de compañeros para que todos aprendieran con el trabajo de los demás. Luego, los alumnos estaban tan orgullosos de su trabajo que expusimos las infografías en el pasillo del centro. Aunque el liderazgo, el trabajo en equipo, el autoestima, la organización y la creatividad son habilidades cruciales para un emprendedor, también lo son para los alumnos. Son habilidades que permiten lograr con más facilidad nuestros objetivos.

¿Sabes organizarte?

Todos sabemos cuáles son nuestras responsabilidades y qué cosas tenemos que hacer y en qué tiempo, pero muchas veces no somos capaces de organizarnos  y cumplir con nuestras propias previsiones. ¿Cómo podemos conseguir entrenar la habilidad de organización?